Con síntomas físicos como tensión muscular, taquicardia, opresión en el pecho, sudoración e inquietud motora, a nivel psicológico la ansiedad se caracteriza por anticipación negativa a acontecimientos futuros, miedo, inseguridad, preocupaciones y pensamientos negativos recurrentes.

La ansiedad en principio es un estado adaptativo, nos ayuda a sobrevivir reaccionando ante situaciones de peligro. El problema viene cuando se vive de manera inadecuada, como una respuesta constante que además de provocar un severo desgaste emocional, puede derivar en trastornos del sueño, deterioro en las relaciones sociales  e incluso  dar lugar a  enfermedades de tipo médico.

El tratamiento en psicoterapia ofrece múltiples herramientas para poder gestionar la ansiedad de manera efectiva.

Anuncios