Es bastante frecuente encontrarse en un punto en el que parece que todo está encauzado y aún así se experimenta una enorme desmotivación. Un extraña sensación de vacío  que inquietantemente contrasta con una vida plena en apariencia. Y es aquí cuando surge plantearse que, aunque no se es del todo infeliz, hay algo que se escapa  sin llegar a detectarlo. En definitiva, se le podría sacar más partido a la vida.

Es el momento de establecer conexión con el verdadero YO. Queda por delante todo un camino en el que descubrirse a sí mismo y contactar con esas anheladas necesidades a satisfacer. El autoconocimiento y  la aceptación serán las herramientas adecuadas para conseguirlo.

Acceder a un entendimiento mayor de uno mismo e integrar todos los aspectos del SER, permite disfrutar plenamente de la vida y apreciar con autenticidad la experiencia de vivir el presente.

Anuncios