Por duelo entendemos el cursar una etapa de tristeza generada por una pérdida: la de un familiar, pareja, amigo, mascota, un puesto de trabajo, trasladarse a vivir a un lugar nuevo etc. Siendo el fallecimiento del ser querido sin duda uno de los acontecimientos más dolorosos por el que se puede atravesar.

Se trata de un proceso cuya duración y efecto dependen de cada persona.  Factores de personalidad, así como experiencias previas en la pérdida de seres queridos, el vínculo con el fallecido, el carácter de la muerte y el apoyo social percibido intervienen en la superación del proceso de duelo y provocan que cada cual lo viva de una forma determinada.

Para llegar a aceptar plenamente una pérdida se requiere de tiempo y expresión emocional.

Anuncios